fbpx

La Terapia con Flujo de Aire (Cryoflow)

Los especialistas de Uniphy han dedicado su tiempo en diseñar un equipo que ofrezca las mejores aplicaciones posibles para este tipo de técnica de crioterapia.

Con la llegada de la Crioterapia de Infrarrojos (IR) se ha creado un nuevo estándar en el tratamiento de la crioterapia. La Crioterapia de ICE-CT enfría el aire colindante y además es el primer equipo de crioterapia con el sistema biofeedback, de este modo aseguramos una temperatura constante en el área tratada. Gracias a su cabezal inteligente no sólo mide la temperatura de la zona a tratar sino que ajusta de forma automática el flujo de aire de acuerdo con la temperatura que se alcanza en la piel. El equipo permite al terapeuta tratar de una forma más sencilla, el terapeuta posiciona al paciente en una posición confortable, el cabezal se localiza en la zona requerida, se fija la temperatura y desde ahora el equipo de Crioterapia automáticamente adecuará el flujo de aire para mantenerlo constante.

La gran desventaja de otras técnicas de crioterapia es que se puede medir la temperatura de aire de salida, pero nunca la temperatura que realmente interesa: la del área a tratar. Es por ello por lo que se ha dedicado a nuestros expertos en diseñar un cabezal inteligente en nuestro equipo ShockMaster ICE-CT.

No sólo se mide la temperatura del area a tratar sino que se ajusta el flujo de aire automáticamente para controlar la temperatura y mantenerla constante.

El Concepto de Choque Térmico

A principio  de los años 60, varios estudios demostraron que, para que la crioterapia pudiese ser realmente efectiva se debía de producir un “choque térmico”.

La acción del frío se basa en la vasoconstricción.  Cuanto más rápido baje la temperatura,  más fuerte será el choque térmico y más efectiva  la reacción de retorno.

Debemos considerar  que bajo condiciones  normales, la temperatura de la piel oscila entorno  a los 34º C. Temperatura que debe disminuir  tan rápido como sea posible (dentro de los límites, como explicaremos más adelante).

temperatura ondas de choque o crioterapia

Efectos de La Cryoterapia

2.1    Anestesia local (analgesia)

El efecto máximo se alcanza durante el tratamiento inmediatamente (entre los 10 a 15 min.)  y permanecerá ese efecto,  dependiendo  de las circunstancias,  desde 30 minutos  a 3 horas después de que el tratamiento  haya parado (lo general  es una hora).

Cuando la temperatura de la piel llega por debajo de los 15ºC, el frío tiene un efecto de disminuir la conducción de los impulsos nerviosos. Sin embargo, uno debe tener en cuenta el hecho de que, in vitro, una temperatura por debajo de los 10º C puede   causar daño en el sistema nervioso. In vitro, este límite puede estar establecido entre los 5 y 7ºC. Sin embargo, un choque térmico consistirá en disminuir la temperatura desde 34º a menos de 15ºC, pero nunca alcanzar temper- aturas por debajo de los 5ºC.

El frío puede también disminuir la irritabilidad de los nociceptores ( a través de la despolarización  de membranas ).

El frío puede también causar el efecto de “ La Puerta Control”.  De hecho, un masaje con hielo estimulará las fibras A B    y ello provocará una inhibición a nivel de la medula dorsal del cordón espinal.

2.2    Antiinflamación

La importancia  de la inflamación,  de la permeabilidad de los capilares y repuesta celular, está relacionada a la temperatura de los tejidos.

Una aplicación  rápida del frío causa una disminución de la producción de neurotransmisores, los cuales son responsables de la inflamación.  Ésto hace posible disminuir la cantidad de sustancias que causan dolor en un  70 a 80%, que responden en una disminución  de la reacción inflamatoria.

Causando una vasoconstricción (arteriolar y capilar), el frío se opondrá  a la vasodilatación de la reacción inflamatoria.  Esta vasoconstricción es responsable de una disminución del drenaje del flujo sanguíneo, de la disminución de la presión hidrostática y una disminución del drenaje de líquidos.  Como resultado, la extravasación de plasma, responsable del volumen del edema, será limitado. Deberíamos prestar atención  al hecho de que el frío no inhibe el drenaje de líquidos, responsable de la reparación de tejidos. El frío sólo ralentizará el proceso. Esta desaceleración está compensada a largo plazo por la reducción de los efectos dañinos del edema, que permitirá una rehabilitación  temprana.

2.3    Efectos neurológicos

Como ya mencionamos, el frío puede provocar una anestesia local ( analgesia ) teniendo en cuenta que la temperatura alcanza niveles por debajo de los 15ºC. El frío puede reducir  espasticidad  muscular. Se ha observado también que la am- plitud de la respuesta refleja durante el estiramiento de músculos, previamente enfriados,  decrece durante y después de la aplicación de hielo. Éste fenómeno permitió a  TRAVELL (1981) desarrollar su técnica llamada “ Spray y estiramiento”, un método que da buenos resultados en casos de espasmos musculares (contracturas)

2.4    Reacciones vasomotoras

El enfriamiento  de tejidos  causa una vasoconstricción arteriolar  y capilar por medio de los reflejos ( termorregulación)

En 1930, LEWIS describió   los cambios en el flujo sanguíneo de la piel cuando una mano es metida bajo agua a 10-12ºC  el suficiente  tiempo.  La reacción es resultado de un reflejo  medular. Desde entonces, muchos autores describieron estas reacciones, sin embargo no todos siguieron estas conclusiones. Hoy se asume que la alteración de la vasodilatación y vasoconstricción  es causada por disminución de la afinidad  de α-receptores adrenérgicos. Estas diferencias en las conclusiones pueden ser explicadas por las diferentes circunstancias en las que se someten los experimentos.

Si la aplicación de frío es llevada  a cabo el suficiente tiempo, seguidamente  se producirá una vasodilatación.  Esta vasodilatación  responde con una hiperemia. Si la exposición se prolonga  incluso  más, los periodos de vasodilatación y éstos de vasoconstricción  se producirán uno tras otro. Este fenómeno es llamado “Hunting Reaction” o también Escape.

Se ha demostrado  también  que el frío, aplicado sólo, no tiene efecto directo en el edema. Para tener este efecto  se debe acompañar con una compresión ligera en una postura inclinada.  Esta combinación curará más rápidamente el edema.

Los especialistas de Uniphy han dedicado su tiempo en diseñar un equipo que of- rezca las mejores aplicaciones posibles para este tipo de técnica de crioterapia.

Con la llegada de la Crioterapia de Infrarrojos (IR) se ha creado un nuevo estándar en el tratamiento de la crioterapia.  La Crioterapia de ICE-CT   enfría el aire col- indante y además es el primer equipo de crioterapia con el sistema bio-feedback, de este modo aseguramos una temperatura  constante en el área tratada. Gracias a su cabezal inteligente  no sólo mide la temperatura de la zona a tratar sino que ajusta de forma automática el flujo de aire de acuerdo con la temperatura  que se alcanza en la piel. El equipo permite al terapeuta tratar de una forma más sencilla, el terapeuta posiciona al paciente en una posición confortable, el cabezal se lo- caliza en la zona requerida,  se fija la temperatura y desde ahora el equipo de Cri- oterapia automáticamente adecuará el flujo de aire para mantenerlo constante.

Las posibilidades  de aplicaciones  del equipo de Crioterapia son enormes. Se combina la gran potencia del equipo comparado con los demás equipos del mer- cado y adicionalmente el revolucionario  sistema biofeedback que ajusta el flujo de aire automáticamente.

La  gran desventaja de otras técnicas de crioterapia es que se puede  medir la temperatura de aire de salida, pero nunca la temperatura que realmente interesa: la del área a tratar.

Es por ello por lo que se ha dedicado a nuestros expertos en diseñar un cabezal inteligente en nuestro  equipo ShockMaster® ICE-CT. No sólo se mide la temperatura del area a tratar sino que se ajusta el flujo de aire automáti- camente para controlar la temperatura y mantenerla constante.

Ver Equipamiento de Cryoterapia