fbpx

Diatermia para el Síndrome de la Cintilla Iliotibial.

Como explica el traumatólogo Manuel Villanueva, la Tendinopatía de la Cintilla Iliotibial o “Rodilla del Corredor” es una lesión por sobreuso que afecta a la banda iliotibial y se caracteriza por la aparición de dolor en la cara lateral de la rodilla, donde se produce una ficción entre la cintilla y el epicóndilo lateral.

Es una lesión muy frecuente en los corredores de media y larga distancia pero no es exclusivo de ellos. También aparece en ciclistas, remeros y otros deportes.

La causa de la lesión es multifactorial. Se piensa que el problema empieza en los músculos abductores de la cadera, que por debilidad o fatiga no estabilizan la pelvis. Otras estructuras intentan compensar. A esto podría sumarse un exceso de pronación del pie, para conseguir una aproximación y rotación interna adecuada de la pierna, iniciando el mecanismo de sobrecarga y lesión.

Diatermia para el Síndrome de la Cintilla Iliotibial

Es importante tener en cuenta que nunca existe una alteración aislada; sino que suelen convivir varias de estas alteraciones.

Cuadro Clínico de la Cintilla Iliotibial.

Es importante tener en cuenta que nunca existe una alteración aislada; sino que suelen convivir varias de estas alteraciones.

El cuadro clínico de la Cintilla Iliotibial cursa con dolor, el cual, generalmente, mecánico y aparece sobre todo al correr o al subir y bajar escaleras.El dolor puede acentuarse al correr cuesta abajo o a ritmos lentos, porque aumenta el roce de la cintilla en estas situaciones.

¿Cómo se diagnostica?

La exploración clínica Síndrome Cintilla Iliotibial o Rodilla del Corredor es la base del diagnóstico. Es fundamental tener presente este cuadro clínico para no confundirlo con otros más habituales.
La rigidez de estructuras de la cadera se explora con las pruebas de Thomas (se flexiona la cadera al máximo y se comprueba si la rodilla contraria se encoge) y de Ober (la abducción y extensión de la cadera está limitada).

Las pruebas de imagen no son fundamentales pero pueden estar indicadas.

¿Cuál será el tratamiento fisioterapéutico del Síndrome de la Cintilla Iliotibial?.

En los cuadros más leves o fases de reagudización del Síndrome de la Cintilla Iliotibial o Rodilla del Corredor, el tratamiento inicial será el reposo relativo, la modificación de los ejercicios y el frío local (2-3 veces al día) o el uso de antiinflamatorios no esteroideos.
No se aconseja el reposo absoluto en las fases iniciales, sólo limitar las actividades y maniobras dolorosas. Esto incluye la modificación de la actividad, estiramientos y un programa de ejercicios de potenciación para la musculatura glútea.

Si no hay una respuesta favorable se aconseja el tratamiento de fisioterapia para el Síndrome de la Cintilla Iliotibial o Rodilla del Corredor. El tratamiento comenzará por terapias convencionales con técnicas de fisioterapia, como los estiramientos específicos para el glúteo y la cintilla, ultrasonidos, laser, magnetoterapia, TENS, punción seca, radiofrecuencia, ondas de choque y la iontoforesis (sistemas utilizados para administrar los corticoides en tejido inflamado sin una inyección).

En Helios electromedicina, tenemos los mejores equipos de ultrasonidos, láser, magnetoterapia para tratamientos fisioterapéuticos. (lincar a productos). Además, si estás interesado en profundizar en los tratamientos de ondas de choque, te invitamos a participar en nuestros cursos de formación para fisioterapeutas.

Cuando el cuadro del Síndrome de la Cintilla Iliotibial es más grave, y si el paciente no responde a las terapias de fisioterapia convencionales, éste puede optar por técnicas de fisioterapia avanzada, tales como terapias mínimamente invasivas guiadas por ecografía de alta resolución para desinflamar y regenerar el tendón: plasma rico en plaquetas, Orthokine e incluso colágeno.

Rehabilitación y Fisioterapia con Diatermia del Síndrome de la Cintilla Iliotibial.

En el caso de tener que recurrir a la cirugía convencional o la cirugía ultramínimente invasiva, del síndrome de la cintilla iliotibial, los tratamientos con diatermia son ideales para la fase de recuperación y rehabilitación.

Mercedes Coello Cremades, fisioterapueta del Instituto de Rehabilitación Funcional IRF La Salle, nos comenta a este respecto:

La diatermia es una herramienta instrumental y manual de termoterapia profunda que se utiliza con fines terapéuticos en fisioterapia. Dentro del espectro electromagnético, la diatermia recurre a la radiofrecuencia como corriente que permite atravesar materiales aislantes llegando a cualquier territorio corporal. Los efectos más destacados son por un lado el aumento de temperatura en los tejidos y por otro el drenaje de sustancias de desecho al torrente linfático.  Gracias a ello podemos conseguir los objetivos de incrementar y mejorar la vascularización y la nutrición, reducir un edema y aliviar el dolor,  y relajar el tejido blando a la vez que mejorar la movilidad articular.

En un tratamiento de diatermia para una recuperación posquirúrgica de rodilla podríamos empezar utilizando el modo de aplicación capacitiva con una frecuencia de 1MHz, con una potencia de 15-20 watt en un formato atérmico donde la sensación del paciente tendría que ser agradable y un calor apenas perceptible. Y según avanzarán los días podríamos ir introduciendo el modo de aplicación resistiva con una frecuencia de entre 0,5 y 1 MHz, con una potencia de 40-50 watt, en un formato homeotérmico donde la sensación del paciente tendría que ser un calor perceptible, bien tolerado y siempre agradable.

Lo ideal sería ir combinando la diatermia con otras herramientas dentro del abanico de posibilidades como aplicación de técnicas de Terapia Manual Ortopédica, tratamiento manual de la cicatriz, ejercicios de fuerza progresiva, control motor y propiocepción. De esta manera podríamos hablar de conseguir recuperar en unas 10 o 15 sesiones al paciente de una manera más eficiente y completa haciendo más corto y llevadero el periodo de recuperación.

Los equipos de Diatermia Fisiowarm® proporcionan una respuesta a medida para cada requisito. Destacan por su diseño dinámico y funcional.